ouieah!

En esta rehabilitación de un restaurante universitario partimos de una superficie general de 900 m2 en la que disponemos de un servicio de cocina de grandes dimensiones para una una distribución tipo “free flow” o self de flujo continuo.
El cliente nos solicita un incremento de comensales del 15-20%, pasando de los 500 actuales a 600 de proyecto. Estamos hablando de una alta exigencia de empleo: 500 menús aproximadamente en hora punta de unos 90 minutos de duración de reserva. También nos pide espacios abiertos al público el resto del día.
Todo esto hace que el proyecto se centre en una ordenación muy cuidada de un flujo de circulación que evite colisiones. La disposición de mesas individuales y de grupo con bancos continuos, sillas individuales de modo que, a pesar de esta gran densidad exigida, conseguimos un buen confort visual, calidad de la iluminación de acento y general, (tipo cenital-claraboya por falta de luz natural). La ergonomía del usuario y la aplicación de materiales específicos por el buen comportamiento acústico del entorno, ha sido una otros de los retos.
En este sentido también se ha rehabilitado la zona central de bar como caja negra de vidrio, haciendo desaparecer los límites perimetrales y destacar de la barra blanca central.
Una doble velocidad de servicio: Horas punta y horas valle ha permitido que los estudiantes disfruten entre clases de los espacios de comedor y lounge para reunirse, tomar algo, estudiar y conectarse de una manera mucho más tranquila.
De esta manera hemos conseguido que los comedores dejen de ser impersonales y se utilicen también para punto de encuentro y estudio.

DSC5580-e1553174593819.jpg DSC5801-e1553174559124.jpg DSC5768-e1553174425659.jpg DSC5828-e1553174534666.jpg DSC5591-e1553174509341.jpg DSC5559-e1553174603732.jpg DSC5493-e1553174180827.jpg DSC5418-e1553174521361.jpg DSC5771-e1553174574414.jpg IMG_4788-e1553174486771.jpeg